Entradas

Pidiendo la declaración

Imagen
-- Riiiiiiiing riiiiiiiing
--- Hola
--- ¿ Ministerio ?
--- Si ¿ en que le puedo ayudar?
--- Acá con mis amigos organizando un congreso internacional que atraerá muchos turistas al país y queremos que nos declaren de interés la actividad
--- Cuénteme un poco mas 
--- Bueno la idea central es congregarnos en el campo de un amigo y soltar a 30 pobres, darles 10 minutos de ventaja y  salir a cazarlos con unas escopetas preciosas que traen los extranjeros
--- No señor, no nos interesa esa información, lo que necesitamos saber es si cumple con el protocolo. Digame: ¿cuantos turistas vendrán?
---  501
--- ¡ Perfecto! Ud cumple con el protocolo, lo felicito. ¡¡ Declarado de interés ministerial !!
---   Gracias. Que dios bendiga su ministerio, la exoneración de impuestos, la constitución uruguaya, la propiedad privada, la sagrada familia, el trabajo forzado, la paloma blanca y Punta del Este. 
-- No es nada señor. Aquí estamos para servirle.

"La función jurisdiccional, los derechos humanos, las papas y la justicia".

Imagen
Por: Marina Morelli Núñez
Hace muchos años tuve la maravillosa oportunidad de tener un intercambio  sobre la función jurisdiccional, los derechos humanos, las papas y la justicia. Transcurrían horas de entusiasta discusión  sobre la  manera en la cual el sistema de justicia resolvió un caso concreto, cuando escuche a una  mujer decir con seriedad "Hay jueces y juezas que deberían dedicarse a plantar papas". Nadie supo que contestar. Las caras de asombro y unos segundos de silencio absoluto abrieron paso a un desarrollo de ideas y pensamientos, de los mas geniales y esclarecedores que he escuchado.
La lógica y contundencia de la argumentación - a la que no honraría intentando  describir aquí- hizo que nunca olvidara aquel planteo, sobre todo los indicadores del momento adecuado para definir el abandono de la función jurisdiccional y el comienzo de la tarea de cultivo, también el énfasis con el cual describió la multiplicación del daño a partir de decisiones caprichosas, equi…

RAE & Honores (revisa tu cita)

Imagen
Por: Marina Morelli Núñez
La RAE suele ser la cita obligada de quienes se oponen al lenguaje inclusivo, como queriendo así tirar un manto de sobriedad, una supuesta objetividad y cientificidad sobre las discusiones, que parecerían mas honorables cuando se la nombra. 
Hace algunos años, la Real Academia  Española  otorgó el Premio Cervantes al escritor Francisco Umbral,  que regala al mundo textos tan significativos como el siguiente:
“El odio violento es la manera mas pacifica que tiene de expresar su amor un marido, un amante, un enamorado... a uno la violación le parece el estado natural sexual del hombre. El violador del ensanche llevaba navaja para persuadir a sus victimas, si es que puede llamarse así a la beneficiaria de un polvo inesperado, azaroso, forajido y juvenil. La hembra violada parece que tiene otro sabor, como la liebre de monte”
Así de científica, objetiva y neutral es la Real Academia  Española en la temática de violencia hacia las mujeres.
La gente pelotuda y decid…

Ella no pudo, no quiso y ni lo imaginó

Imagen
En una de esas, vos si.




Una historia sin final

Imagen
Por: Susana Pacifici


Aquel día, cuando arrancó la camioneta militar, no sabía o no podía imaginar cuánto iba a cambiar mi vida a partir de ese momento. Lo último que pude ver antes de que me sorprendieran con “la capucha” fue a mi madre, paradita en el patio de la casa, llorando en silencio, confundida, sin comprender nada, ni siquiera por qué no le habían dejado darme un beso de despedida. Esta imagen me acompañaría durante mucho tiempo.
En el “camello” éramos varios, nunca supe cuántos, y de a ratos, aprovechando las frenadas, nos rozábamos con los pies para darnos valor y sentirnos menos solos.
El viaje debe durando una hora o menos quizá. Mi mente se empeñaba en el desorden, se atropellaban recuerdos, suposiciones, incertidumbres, miedos. Angustia por mi compañero que iba en algún sitio del mismo vehículo. ¿Y a dónde iremos ahora, cuándo llegaremos, qué pasará? Cómo duelen las manos esposadas detrás. Y dentro de ocho días, la Navidad. Con o sin nosotros, la Navidad. En enero el cas…

Un recuerdo a Fany Puyesky, en sus propias palabras.

Imagen
POR QUE DECIDÍ ESCRIBIR EN INTERNET

Hace algunos años lleve, no importa a cual de las publicaciones donde escribía y en la cual era yo la única mujer, un artículo titulado "El Huevo" donde decía que las que producíamos éramos nosotras . . . las vacas, las porcinas, las gallinas, las mujeres . . . a los huevos y a los hombres . . . y por lo tanto debíamos gobernar el mundo. El Consejo Editorial integrado por hombres, por supuesto veto mi humor. Ellos (el Consejo) se consideraban muy "progre"× y por supuesto nada discriminatorios con las mujeres . . . salvo por los chistes de las fiestas . . . Años después, en otra publicación aún más" progre" y en la que se me aseguró total falta de censura insistí con conceptos similares, y . . . otra vez se molestaron los hombres.

Convencida que hay una conexión entre los huevos, las gallinas y el orgullo masculino, decido no perder mis energías en lo ultimo, y me he retirado del periodismo nacional.
Con todo esto Uds. co…

Creer en el sistema de justicia revela ignorancia

Imagen
La Justicia como armonía social, la justicia como igualdad proporcional, la justicia como ley natural, la justicia como utilidad agregada en términos de felicidad, la justicia como la perpetua voluntad de darle a cada quien lo que le corresponde, la justicia como equidad, en términos de igualdad de oportunidades y el principio de las diferencias, la justicia como ente ideal, como valor humano y ético es un dilema que la humanidad trae consigo.

Creer en la Justicia es muy de humano y humana, y en definitiva ello nos enaltece durante las breves existencias.

El problema real radica en confundir esa Justicia  (escrita con  mayúscula y referida al ente ideal como valor) con el sistema de justicia (escrita con minúscula y referida al servicio público que actualmente prestan los Estados).

Mi labor profesional se centra en informar. acompañar, asesorar y asistir a personas que acuden al sistema de justicia a solicitar garantías a sus derechos, las mas de las veces, ya vulnerados  Cada vez qu…

Tienen menos vergüenza que dinero

Imagen
Me ocupa el vulgar delirio de quienes descaradamente se atreven a decir o escribir que la Ley N° 19.580 -Ley de violencia hacia las mujeres basada en género- no está vigente. Me ocupa la sumisión y la indiferencia generalizada ante lo que no solo atenta contra los derechos humanos de las humanas, también violenta los propios cimientos del estado democrático de derecho, y el accionar reglado de los agentes estatales  del órgano encargado de administrar justicia.

Por: Marina Morelli Núñez
La vigencia de las leyes en Uruguay es un tema sencillo de muy de fácil comprensión, que aprendemos a edades tempranas y la ciudadanía en general tenemos incorporado sin necesidad de doctorados posgrados ni maestrías. Un breve repaso para refrescar, nos indica lo que ya sabemos: el Poder Legislativo aprueba las leyes, el Poder Ejecutivo las promulga con una resolución de estilo que dice "Cúmplase, acúsese recibo, comuníquese, publíquese e insértese en el Registro· Nacional de Leyes y Decretos"

´Odio a los indiferentes´ de Gramsci

Imagen
Antonio Gramsci:
Odio a los indiferentes. Creo que vivir quiere decir tomar partido. Quien verdaderamente vive, no puede dejar de ser ciudadano y partisano. La indiferencia y la abulia son parasitismo, son cobardía, no vida. Por eso odio a los indiferentes.
La indiferencia es el peso muerto de la historia. La indiferencia opera potentemente en la historia. Opera pasivamente, pero opera. Es la fatalidad; aquello con que no se puede contar. Tuerce programas, y arruina los planes mejor concebidos. Es la materia bruta desbaratadora de la inteligencia. Lo que sucede, el mal que se abate sobre todos, acontece porque la masa de los hombres abdica de su voluntad, permite la promulgación de leyes, que sólo la revuelta podrá derogar; consiente el acceso al poder de hombres, que sólo un amotinamiento conseguirá luego derrocar. La masa ignora por despreocupación; y entonces parece cosa de la fatalidad que todo y a todos atropella: al que consiente, lo mismo que al que disiente, al que sabía, lo m…

A mi me entristeció su alivio.

Imagen
Por Marina Morelli Núñez.

Hoy alguien me recordó el "mucho entrevero" que son unas lineas  insignificantes porque tienen que ver con una decisión personal, y ademas son unas pocas palabras sueltas que intentaban transmitir el minúsculo riesgo de los muchos e inmensos  que conlleva la masificación de las luchas y reivindicaciones feministas. 
Ese alguien agregó algo así como que en su momento la mía le había parecido una decisión individualista, tonta, radical  y exagerada, aunque ahora no tanto, al enterarse que compartió codo a codo algunas cuadras de una marcha  con un agresor. 
Ella se mostraba sorprendida. 
A mi me sorprendió su sorpresa. 
Ella se mostraba  aliviada.
A mi me entristeció su alivio.
Como movimiento y de la coyuntura, pienso que no estamos entendiendo casi nada.







mayo

Imagen
“Llegará la hora en que nuestro silencio será mucho más elocuente que las voces que ustedes estrangulan hoy.  Este es el momento más feliz de mi vida”.   August Spies



Cuando lo peor compite con lo peor.

Imagen
Por: Marina Morelli Núñez.

Para quienes trabajan en la defensa de los derechos humanos de las niñas, adolescentes y mujeres sobrevivientes a diversas formas de violencia, no es un asunto extraño, más bien común encontrarse con respuestas deficientes e inadecuadas por parte de los operadores del sistema estatal.Es usual, que la intervención deje a las víctimas en una situación de aún mayor vulnerabilidady en ocasiones en riesgo de vida. Luego la catarata de las más variadas formas de justificar lo injustificable.
Y así como de la nada surge la competencia de peor con peor.
Lo peor podría ser que una adolescente sea víctima de diversas manifestaciones de violencia en el ámbito familiar.
Lo peor tal vez sería que profesionales que trabajan con víctimas de violencia sexual no sean capaces de advertir los indicadores, y se enteren cuando las victimas lo ponen en palabras.
O lo peor sería que luego de ponerlo en palabras, quienes deben protegerla la coloquen en una situación de riesgo mayo…