Entradas

Mostrando las entradas de agosto, 2019

Desaparecidos

Imagen
Están en algún sitio / concertados desconcertados / sordos, buscándose / buscándonos bloqueados por los signos y las dudas contemplando las verjas de las plazas los timbres de las puertas / las viejas azoteas ordenando sus sueños, sus olvidos quizá convalecientes de su muerte privada
nadie les ha explicado con certeza si ya se fueron o si no si son pancartas o temblores sobrevivientes o responsos ven pasar árboles y pájaros e ignoran a qué sombra pertenecen
cuando empezaron a desaparecer hace tres cinco, siete ceremonias a desaparecer como sin sangre como sin rostro, y sin motivo vieron por la ventana de su ausencia lo que quedaba atrás / ese andamiaje de abrazos cielo y humo
cuando empezaron a desaparecer como el oasis en los espejismos a desaparecer sin últimas palabras tenían en sus manos los trocitos de cosas que querían
están en algún sitio / nube o tumba están en algún sitio / estoy seguro allá en el sur del alma
es posible que hayan extraviado la brújula y hoy, vaguen pregunta…

Mujeres que en lugar de pedir permiso, imponen su propia existencia.

Imagen
Y es que para allá arriba, estas máquinas de placer y de trabajo que son los cuerpos de las mujeres, incluyen las instrucciones de ensamblaje que el sistema dominante les asigna.
Si un ser humano nace mujer, a lo largo de su vida debe recorrer un camino que ha sido construido especialmente para ella.
Ser niña. Ser adolescente. Ser mujer joven. Ser adulta. Ser madura. Ser anciana.
Y no sólo desde la menarca hasta la menopausia. El capitalismo ha descubierto que en la infancia y la ancianidad también se obtienen objetos de trabajo y placer, y para la apropiación y administración de esos objetos tenemos “Gobers Preciosos” y empresarios pedófilos en todas partes.
La mujer, dicen allá arriba, debe caminar por la vida implorando perdón y pidiendo permiso por y para ser mujer.
Y andar un camino lleno de alambre de púas.
Un camino por el que hay que transitar arrastrándose, con la cabeza y el corazón pegados al suelo.
Y aún así, a pesar de seguir las instrucciones de ensamblaje, ir recolectan…

En Uruguay hemos avanzado tanto ...

“Yo sé bien, diré al terminar, que hay mujeres instruidas, que trabajando por la emancipación de su sexo desprestigian esa grande idea con sus extravagancias. Pero en todos los partidos hay siempre exagerados que solo sirven para hacer mal a la causa que tratan de defender”.  
José Pedro Varela - 15 de febrero de 1869



"Los movimientos feministas han batallado mucho aunque no siempre bien, porque en ocasiones sus excesos rozan el ridículo y, en vez de abogar por la buena causa, logran lo contrario".


Julio María Sanguinetti.- 1 de marzo de 2017