Entradas

Mostrando las entradas de julio, 2018

RAE & Honores (revisa tu cita)

Imagen
Por: Marina Morelli Núñez
La RAE suele ser la cita obligada de quienes se oponen al lenguaje inclusivo, como queriendo así tirar un manto de sobriedad, una supuesta objetividad y cientificidad sobre las discusiones, que parecerían mas honorables cuando se la nombra. 
Hace algunos años, la Real Academia  Española  otorgó el Premio Cervantes al escritor Francisco Umbral,  que regala al mundo textos tan significativos como el siguiente:
“El odio violento es la manera mas pacifica que tiene de expresar su amor un marido, un amante, un enamorado... a uno la violación le parece el estado natural sexual del hombre. El violador del ensanche llevaba navaja para persuadir a sus victimas, si es que puede llamarse así a la beneficiaria de un polvo inesperado, azaroso, forajido y juvenil. La hembra violada parece que tiene otro sabor, como la liebre de monte”
Así de científica, objetiva y neutral es la Real Academia  Española en la temática de violencia hacia las mujeres.
La gente pelotuda y decid…

Ella no pudo, no quiso y ni lo imaginó

Imagen
En una de esas, vos si.




Una historia sin final

Imagen
Por: Susana Pacifici


Aquel día, cuando arrancó la camioneta militar, no sabía o no podía imaginar cuánto iba a cambiar mi vida a partir de ese momento. Lo último que pude ver antes de que me sorprendieran con “la capucha” fue a mi madre, paradita en el patio de la casa, llorando en silencio, confundida, sin comprender nada, ni siquiera por qué no le habían dejado darme un beso de despedida. Esta imagen me acompañaría durante mucho tiempo.
En el “camello” éramos varios, nunca supe cuántos, y de a ratos, aprovechando las frenadas, nos rozábamos con los pies para darnos valor y sentirnos menos solos.
El viaje debe durando una hora o menos quizá. Mi mente se empeñaba en el desorden, se atropellaban recuerdos, suposiciones, incertidumbres, miedos. Angustia por mi compañero que iba en algún sitio del mismo vehículo. ¿Y a dónde iremos ahora, cuándo llegaremos, qué pasará? Cómo duelen las manos esposadas detrás. Y dentro de ocho días, la Navidad. Con o sin nosotros, la Navidad. En enero el cas…